miércoles, 26 de marzo de 2008

Azulejos en Porto

Igresia de Massarelos en Largo do Adro .
Se encuentra situada en el lugar donde, en 1394, existió una pequeña ermita del Cuerpo Santo, siendo lugar de culto a S. Pedro Gonçalves Telmo, patrón de los navegantes. Posee un panel de azulejos que hace alusión a la época de los Descubrimientos, donde están representados el Santo Patrón y el Infante D. Henrique. Este ultimo, situado en el exterior de la capilla mayor, se inspira en una composición del pintor Mendes da Silva
Igresia de San Ildefonso en a Praça da Batalha.
Templo del siglo XVIII, con paneles de azulejo del pintor Jorge Colaço, representan escenas de la vida del santo patrón de la Iglesia.
Capela das almas en la Rua Santa Catarina.
Sus paneles de azulejo fueron pintados por Eduardo Leite, a principios del siglo XX, imitando el azulejo portugués del siglo XVIII. Dos paneles representan la muerte de S. Francisco de Asís y el santo en presencia del papa Honorio III. Otro representa Santa Catarina cuando fué martirizada.
Estación de San Bento en la Praça de Almeida Garret.
Fue edificada en el principio de este siglo, en el local donde existía el Convento S. Bento de Avé Maria- de ahí el nombre de la estración.
El atrio se encuentra revestido con 20 mil azulejos historiados del pintor Jorge Colaço (1864-1942). Los paneles contienen varias alusiones a los caminos de hierro y la historia de los transportes, así como a acontecimientos celebres de la historia de Portugal.
La Sé o catedral de Porto, donde descansan los restos de doña María Pacheco, personaje injustamente olvidado de la historia de España y al que nos podemos acercar leyendo La Comunera de Toti Martínez de Lezea.